Volar con niños

Aún recuerdo el primer vuelo de cada una de ChicasK, mi primer consejo es empezar por trayectos que no sean de más de dos horas. De esta manera podrán ir adaptándose a la espera en el aeropuerto que como mínimo son dos horas antes de arribar el avión. También el ruido y espacio del avión puede asustarlos, así que hablen con ellos sobre esto, principalmente  de las posibles turbulencias.
Al salir con los niños se debe ir preparado para todo, en el caso especifico de viajar lejos de casa se deben arman con todo para entretenerse, entre más pequeño sea tu hijo más difícil será, pero siempre hay opciones.
Cada una de la ChicasK va preparada con su bolso donde llevan mantita, almohadita, peluche favorito, legos y rompecabezas, un par de juguetes o barbies, libro de colorear con sus lápices, audífonos, celular o tableta con música y juegos descargados que no requieran del uso de Internet.

Planeamiento
Cuando se trata de viajes más largos traten de buscar horarios de vuelo que coincidan con la siesta de sus hijos o de noche cuando ellos tienen que dormir, así el viaje será más llevadero.
Consulten con la aerolínea sobre el uso de cargueras y sillas cuando vayan a comprar un puesto en el avión a menores de dos años. Cuando son mayores de esta edad es obligatorio comprar asiento y a ustedes les ayudará mucho si se duerme o con los bolsos de mano que lleven.
Recuerden obtener los permisos de anticipación si solo viaja uno de los progenitores, esto porque para mi se convierte en una odisea andar con ese papeleo.

Durante el vuelo
Traten de comprar los asientos de las ventanas, así sus hijos podrán entretenerse viendo las nubes o el mar en busca de una ballena como hacen las ChicasK.
Explíquenle de qué se tratan las turbulencias y no vaya a pasarles como a mi, que en uno de los últimos viajes la ChicaK más pequeña pensaba que estaba en una montaña rusa y empezó a gritar de la emoción weeeee weeeee y al bajarnos creo que los pasajeros estaban más asustados que contentos.
Es ideal llevarles gomitas para que mastiquen durante el inicio del vuelo y no se le tapen los oídos o se mareen. También pueden ir preparados con Gravol (todo consultado con su pediatra por supuesto).

En el aeropuerto
Hora de llevarlos al baño y no complicarse una vez estén el avión. Sabemos que en los aeropuertos resulta algo costoso comprar alimentos, por eso siempre llevo snacks saludables para las ChicasK.
Usen bolsos accesibles con bolsillos externos donde aseguren boletos, pasaportes y documentación necesaria.
Escojan lugares cercanos a la puerta de abordaje y con visibilidad a los aviones y podrán pedirles a sus niños que hagan un dibujo del viaje.

Primordial no se estresen por el qué dirán de las personas. Viajar con niños es difícil pero todos tenemos derecho a hacerlo.
Converse con su hijo antes de salir de viaje, cuéntele todo lo que sucederá y que tal vez algo puede cambiar, por ejemplo, un avión retrasado o el cierre de un aeropuerto (ya nos sucedió tuvimos que quedarnos dos días más en un destino porque hizo erupción un volcán).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

[enjoyinstagram_mb]